dilluns, 10 de setembre de 2018

Encuentros poéticos

 
Por motivo del encuentro matinal de hoy (10 de setiembre de 2018), en la calle, con mi cuñada Carmen y mi sobrino Pedro...

A mi sobrino Pedro

El tiempo se abre
como una flor silvestre,
aunque muera el ayer
nunca se vuelve a perder.

Y tú, querido Pedro,
con tu madre al lado,
en la belleza del encuentro,
te fundes en mi abrazo.

Me explicas de una tirada
que estás en tercero de primaria,
haces catequesis en la parroquia,
aprendes a nadar sin prisa. 

Y tú, querido Pedro,
con tu madre al cuidado,
en la inocencia del diálogo,
te ríes con el diente mellado.

El momento se ennoblece
rompiendo todo silencio tenue,
aunque hubo viento fuerte
nunca el nuevo sol se esconde.

Y tú, querido Pedro,
con tu madre de la mano,
en la sorpresa de lo cotidiano,
me dejas tu sonrisa de regalo.
 
Pepe Baena Iniesta

dissabte, 1 de setembre de 2018

Amor de Pastor

 
 
Al acabar los ejercicios espirituales en Raimat (Lleida) sólo me brotan palabras de agradecimiento, acompañadas con retos para seguir caminando, siempre en comunidad, con el Buen Pastor:

Amor de Pastor

Dejándome amar
por ti, Jesús Pastor,
abrazo de verdad
con fraterno fervor.

No de funcionario
ni de mercenario,
no de bibliotecario
ni de becario.

Dejándome querer
por ti, Jesús Pastor,
sirvo con todo mi ser
aunque pase frío o calor.

No de boticario
ni de estrafalario,
no de culinario
ni de ferroviario.

Dejándome amar
por ti, Jesús Pastor,
vivo la comunidad
con pasión y valor.

No de gregario
ni de revolucionario,
no de libertario
ni de notario.

Dejándome querer
por ti, Jesús Pastor,
crezco sin perder
del Evangelio su frescor.

Sí de consiliario
y de solidario,
sí de operario
y de precario.

Dejándome amar
por ti, Jesús Pastor,
renazco en el consolar
a los anclados del dolor.

Sí de trinitario
y de comunitario,
sí de humanitario
e intermediario.

Dejándome querer
por ti, Jesús Pastor,
reconozco por doquier
que soy cura por amor.
 
Pepe Baena Iniesta

dijous, 30 d’agost de 2018

Pequeñez evangélica


Pequeñajo

Desde abajo
me sale un canto,
es cuando
me siento pequeñajo.

Pequeñajo
en tu grandeza,
canijo
en tu propuesta.

Desde abajo
me desnudo de santo,
es cuando
me siento pequeñajo.

Pequeñajo
en tu pobreza,
canijo
en tu apuesta.

Desde abajo
abandono mi manto,
es cuando
me siento pequeñajo.

Pequeñajo
en tu bienaventuranza,
canijo
en tu respuesta.

Desde abajo
hago del pecado llanto,
es cuando
me siento pequeñajo.

Pequeñajo
en tu perdonanza,
canijo
en tu fiesta.

Pepe Baena Iniesta


Postdata:
Cuanto más pequeñajo
más amo sin trabajo,
cuanto más canijo
más te veo desde abajo.

dimecres, 29 d’agost de 2018

Entre nubes siempre con la presencia de Dios



Al levantarme esta mañana me he encontrado estos dos regalos: un amanecer entre nubes y Dios presente en él...

Entre nubes

Lluvia de bendiciones
entre nubes.

Tormenta de pasiones
entre nubes.

Rocío de relaciones
entre nubes.

Nieve de bienes
entre nubes.

Escarcha de errores
entre nubes.

Arco iris de matices
entre nubes.

Señor, entre nubes
presente te haces...

Pepe Baena Iniesta

Poesía inacabada del seguimiento a Jesús


Resultat d'imatges de Seguir a Jesucristo
Os comparto lo que me ha surgido, desde el interior de mi corazón partido, en la oración de hoy en el silencio de los ejercicios espirituales del Prado en Raimat (Lleida):

Seguimiento inacabado

Ayer y hoy te sentí:
nada puedes sin mi,
deja el trabajo del torno,
prueba mi aceite del Reino.

Seguirte 
es lo que más quiero,
escucharte
en el latir del despojo,
alabarte
siendo yo mismo,
acompañarte
con corazón de niño.

Ayer y hoy te sorprendí:
escudriñando mi sí,
desde un barrio a otro
sin cansarte de mi ego.

Seguirte 
es lo que más anhelo,
escucharte 
en el sollozo del desesperado,
alabarte
sin perder el sueño,
acompañarte
con harapos de discípulo.

Ayer y hoy te vi,
aunque huyera de ti,
descargando consuelo
en los pecados de tu madero.

Seguirte
es lo que más te debo,
escucharte
en el compás del olvido,
alabarte
sin renunciar al enemigo,
acompañarte
con el bolsillo agujereado.

Pepe Baena Iniesta

divendres, 24 d’agost de 2018

Seamos pan para los demás

 
 
 
Poema después de una asamblea de curas del Prado (11 de agosto de 2018):

Pan 

Pan de día 
trozo de todos
santificado tu Nombre
en la eterna gracia.

Pan de madrugada
pedazo de hambrientos
compartido tu Norte
en la eterna comida.

Pan de pobreza
migaja de "perros"
sentida tu Muerte
en la eterna pascua.

Pan de vida
rebanada de humanos
alababa tu Cumbre
en la eterna bajada.

Pepe Baena Iniesta

Poema sin murallas


Tras la muralla

Todos y todas tenemos 
una muralla que traspasar
para descubrir fuera de ella 

a Jesucristo y a los demás,
especialmente a los pobres, 

que quieren entrar...

Pepe Baena Iniesta